Actualidad

Miércoles, 09 Enero 2019 10:38

Falsos mitos del Síndrome de Fatiga Crónica

Fatiga crónica Fatiga crónica

Cuando hablamos del Síndrome de Fatiga Crónica, son muchos los mitos que circulan y que difunden una mala información. Interpretar mal este síndrome puede provocar consecuencias graves. Por eso, en esta entrada de nuestro blog, el Dr. Robert nos va arrojar un poco de luz sobre algunos falsos mitos de la fatiga crónica y a esclarecerlos.

 

  • La fibromialgia y la fatiga crónica son lo mismo.

No, no lo son. Inicialmente se diagnosticaron como una sola entidad y se pensaba que eran manifestaciones extremas de la enfermedad, pero actualmente está comprobado que son dos enfermedades distintas y en la OMS así lo indica.
La fatiga crónica su síntoma predominante es la fatiga, la limitación del desarrollo de las actividades cuotidianas en un 50%. En cambio, en la fibromialgia, su principal síntoma es el dolor musculo esquelético generalizado. A pesar de ello, comparten mucha sintomatología, como sería la fatiga, el insomnio, la cefalea o el dolor muscular.
Es difícil la diferenciación entre ambas. Hay casos que se pueden diagnosticar las dos enfermedades en un mismo paciente. La incidencia de síndrome de fatiga crónica en pacientes diagnosticados de fibromialgia es de alrededor de un 8%.

 

  • El síndrome de fatiga crónica y la sensibilidad química múltiple son lo mismo.

Nos encontramos en el mismo caso que en el anterior. La sensibilidad química múltiple es una enfermedad donde los pacientes presentan alergias e intolerancias a productos y sustancias ambientales (gel, cremas, colonias, etc.), de muy difícil diagnostico y sin criterios estables y unificados que permitan un abordaje global. La OMS no ha reconocido ésta como enfermedad, sin embargo, en algunos países sí que lo está. El Dr. Robert, Jefe de la Unidad de Fatiga crónica y Fibromialgia, nos comenta que, bajo su punto de vista, la sensibilidad química múltiple es la enfermedad que hoy en día genera la mayor limitación para el desarrollo de actividades cuotidianas. En la Fatiga crónica también es un síntoma la intolerancia farmacológica y ambiental.

 

  • Las personas que sufren el síndrome de fatiga crónica se deben vacunar.

Sí que es verdad que existe una mayor sensibilidad para las enfermedades infecciosas para las personas que sufren SFC, pero también hay que tener en cuenta la intolerancia y alergias a fármacos. Se considera que, a pesar de que las vacunas no están contraindicadas, éstas se deberían usar solo en aquellos pacientes que el beneficio de la vacuna sea superior al riesgo de intolerancia. El Dr. Robert también nos indica que entre los profesionales puede haber ideas diversas sobre el uso de vacunas en estos pacientes.

 



Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información.