Actualidad

Martes, 03 Julio 2018 08:48

Mitos y beneficios de los chequeos

Salud Salud

Un chequeo es una valoración preventiva que se basa en diferentes pruebas médicas para hacer un diagnóstico global del paciente. El chequeo permite descubrir problemas potenciales antes de que se hagan presentes o aparezcan síntomas, por eso se insiste que se siga un control aunque la persona se encuentre aparentemente bien.

Haciendo esta valoración se consigue una fotografía de la situación en la que se encuentra la persona y que debe hacer para mejorar su salud y, a su vez, la calidad de vida. Pero hoy en día hay muchas dudas que surgen a la hora de plantearse realizar un chequeo, por eso aquí contestamos algunas preguntas y explicamos en que consta y para que sirve.

 

Rompiendo mitos

 

  • Un chequeo solo me lo debo hacer si me encuentro mal. No, hay veces que hay algo que no funciona bien y no da síntomas. El chequeo es medicina preventiva que nos ayuda a conseguir una salud óptima.
  • Todos los chequeos son iguales. En el Hospital Universitario Dexeus crean cada chequeo en base al historial del paciente. Todas las personas somos distintas y por eso cada chequeo es individual y personalizado. Se diseñan específicamente para cada persona en función de sus propias características y circunstancias particulares.
  • Debo ir muchos días seguidos. En la unidad se parte de un factor clave en nuestra realidad como es el tiempo y su valor. Se agilizan al máximo los tiempos de coordinación, realización y entrega de resultados para que la persona no deba acudir al centro en diferentes días.
  • Hay muy pocas pruebas. El chequeo contempla revisiones en las especialidades básicas: radiodiagnóstico, análisis clínicos, medicina interna, cardiología, urología, ginecología, gastroenterología, endocrinología, oftalmología, otorrinolaringología, dermatología, a las que puede añadirse cualquier otro estudio necesario en el ámbito de otra especialidad: neurología, psiquiatría, vascular, traumatología, etc.
  • No entiendo los resultados. Cuando se obtienen y recopilan todos los resultados se visita con un internista del equipo médico (ya planificado) y éste le entrega el informe completo y lo interpreta, dándole una explicación de los resultados y las recomendaciones necesarias. Además, si necesita un seguimiento o gestión de más pruebas posteriores al chequeo, el equipo le proporciona ayuda en estos procesos.
  • No le veo importancia. No solo debemos acudir si algo no funciona bien. La prevención salva vidas y es importante saber que los síntomas muchas veces no se manifiestan, por lo que es imprescindible cuidar y controlar su salud. Muchas veces el cuerpo nos envía señales que no damos importancia o no sabemos interpretar, hay que estar alerta.

 

 

¿Por qué realizar un chequeo?

 

  • Conocer cómo estamos. A través del chequeo la persona puede saber cuál es su situación médica global. Es importante conocer el estado de nuestro organismo para afrontar nuevos retos y objetivos de vida.
  • Vivir tranquilos. A muchas personas les preocupa mucho su salud, al mínimo síntoma ya se ponen nerviosos o dudan de su estado físico. Unas pruebas rápidas y una valoración global por parte de un internista pueden ayudar a corroborar que todo va bien o prevenir aquello que puede ser un problema con el tiempo.
  • Precisión en el diagnóstico. Al constar de muchas pruebas y luego de una interpretación médica, el diagnóstico va a ser muy completo. Además, contamos con médicos de la más alta calidad y experiencia en medicina interna y en la unidad de chequeos para aportar el resultado más óptimo.
  • Dar inicio a un cambio. Después de un chequeo puede ser el mejor momento para decidir cambiar de hábitos de vida y dar paso a una vida más saludable.
  • Se ve la evolución. Depende de la persona puede variar, pero se recomienda un chequeo una vez al año. Si se va haciendo un control anualmente se puede ver la evolución del organismo y los resultados si se ha planificado un objetivo.
  • Personalizados. Se tienen en cuenta muchos factores: sexo, edad, historial clínico, hábitos de vida, historial familiar, entorno laboral… A partir de recopilar toda esa información se diseña el chequeo a medida.
  • Acompañamiento. En todo momento la persona que se realiza el chequeo estará acompañada por una persona de la unidad de chequeos que le guiará y llevará a todas las pruebas pertinentes y se encargará de gestionarle las visitas prévias a su llegada.


Artículos relacionados (por etiqueta)

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información.